miércoles, 6 de enero de 2016

La incoherencia del PSOE




Una razón por la que Podemos le está comiendo votos al partido de Pedro Sánchez es porque el PSOE tiene un problema de identidad. No importa que digan mil veces que son de izquierdas, que su secretario general se deje la garganta en los mítines o que intenten convencer al electorado a base de promesas progresistas. Su historia habla por ellos y no les deja en buen lugar.

El otrora partido marxista de Pablo Iglesias Posse se ha convertido en una herramienta más de los poderes financieros. Para darse cuenta de ello solo hay que indagar un poco sobre la deuda millonaria que tiene con los bancos, la cual asciende a 82,4 millones de euros si se suman los 10,8 que debe el PSC de Cataluña. Están, por lo tanto, atados de pies y manos a la hora de hacer política económica y social.

De hecho, su hundimiento ha sido tan profundo que se ha puesto en cuestión el liderazgo de Sánchez, quien solo representa a una parte del 'partido socialista'. Sin embargo, más allá de las intrigas y las peleas de sillones, hay un hecho que no pueden negar: el electorado joven se les escapa a marchas forzadas, quizá porque tienen memoria y no olvidan los recortes de la época de Zapatero. Unos recortes que no solo se dieron a nivel económico y social, sino también a nivel democrático, A saber:

  • El partido 'socialista, obrero y republicano' (nótese el choteo) se alió con el PP y UPyD para impedir el referéndum sobre monarquía o república que defendía Izquierda Unida. Nadie en el PSOE se atrevió a romper la disciplina de voto.
  • Al contrario de lo que se piensa, la Ley de enjuiciamiento civil para agilizar los desahucios (los llamados 'desahucios exprés') no fue impulsada por el PP, sino por Carme Chacón, ministra de vivienda del PSOE entre el 9 de julio de 2007 y el 11 de abril de 2008.
  • En septiembre del año 2011, José Luís Rodríguez Zapatero modificó el artículo 135 de la Constitución (sin referéndum previo) para que el pago de la deuda pública fuese lo primero a pagar frente a cualquier otro gasto. Aun poniéndonos en el caso de que la reforma era necesaria, nada justifica que la modificasen sin antes preguntar a la gente mediante un referéndum. Es decir, ¿de qué sirve tener una Constitución si el gobierno la cambia cuando le conviene?
  • Durante la segunda legislatura de José Luís Rodríguez Zapatero el PSOE votó 10 veces en contra de la dación en pago.
  • El PSOE está a favor del TTIP y rechaza someterlo a referéndum.
  • En octubre del pasado año, el PSOE de Castilla-La-Mancha votó en contra de la eliminación de privilegios propuesta por Podemos. Una propuesta que también contaba con el apoyo del PP y que no pudo sacarse adelante porque se necesitaban los votos a favor de tres quintos de la cámara.
  • Los socialistas pusieron el grito en el cielo cuando el PP hizo una reforma laboral en el 2012, pero olvidaron que Zapatero hizo exactamente lo mismo en los años 2010 y 2011. Su amnesia selectiva resulta digna de estudio.

También os dejo un vídeo de RaGLaN donde puede verse la diferencia entre lo que dice el PSOE y lo que hace después:



Y así un largo etcétera. Es lamentable que la mayor parte del electorado veterano siga viendo a los partidos políticos como si fueran equipos de fútbol. Consideran una traición 'pasarse' a otro partido y ni siquiera lo contemplan como alternativa. No comprenden que los partidos solo son herramientas para conseguir un fin y que, como toda herramienta, si se estropea se cambia por otra y punto. ¿Tan poco vale su voto que lo dan sin pensar? En fin...

¡España se rompe! 

He de admitir que después de las elecciones generales esperaba un ataque desaforado a Podemos por parte del PP, PSOE y C's. Imaginaba que empezarían a sacar casos falsos de corrupción, otros 'casos Monedero' y demás pamplinas. Para mi sorpresa, no ha sido así. Únicamente lo están atacando por apoyar un referéndum en Cataluña. ¡No tienen nada más que echarles en cara! Y si se piensa detenidamente no debería ser motivo de polémica, ya que en Inglaterra se hizo con Escocia y no pasó nada. ¿Tanto miedo le tienen a los procesos democráticos?

A mi modo de ver, el PSOE solo está usando como excusa lo del referéndum catalán para no pactar con Podemos. Al menos, es lo que está haciendo el sector contrario a Pedro Sánchez (a los que llamo 'Susanistas'). No hacen más que marear la perdiz y poner el foco de atención sobre algo que no debería ser tan trascendental. ¿Qué hay de las medidas sociales?, ¿no les interesa hablar de eso?

En este tema no estaría mal que hicieran memoria y revisasen las decisiones que tomó su partido en el pasado. Decisiones como las que tomaron en el Congreso de Suresnes celebrado durante su exilio entre los días 11 y 13 de octubre de 1974 en el teatro Jean Vilar, entre las que podíamos leer el "reconocimiento del derecho a autodeterminación de todas las nacionalidades ibéricas".

Como último apunte, añadir que Miguel Iceta, el primer secretario del PSC, dijo en el 2014 lo siguiente: "Estamos a favor de la consulta, pero el problema es la pregunta". ¿Antes les parecía bien y ahora no? ¿En qué quedamos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.