lunes, 22 de diciembre de 2014

El mal uso de la palabra "bizarro"


Desde hace tiempo suelo oír la palabra "bizarro" como muletilla para definir lo raro, extraño o extravagante. Según la RAE (Real Academia Española), bizarro significa ser generoso, lúcido, espléndido y valiente. Se trata de una palabra que ya utilizaba Cervantes Saavedra en su célebre obra "Don Quijote" para referirse a la valentía de su loco protagonista, y hasta hace unos años, antes de que se pusiera de moda, se encontraba cada vez más en desuso.

La confusión tiene su origen en que en inglés y francés "bizarre" (sí, con "e") significa extraño, estrafalario o raro. En la lengua italiana, que es de donde proviene, se traducía como "bizzarro" refiriéndose a todo aquel que fuera iracundo o fogoso. Luego vendrían las adaptaciones al español, inglés y francés para volver a migrar al italiano reemplazando su sentido original por la definición francesa (aquello de extraño y extravagante).

En cualquier caso, pese a que la RAE desaconseja utilizar la palabra para referirse a lo atípico, si ese mal uso continúa popularizándose van a tener que cambiar la definición adaptando la palabra a los nuevos tiempos. Después de todo, la lengua evoluciona y se renueva constantemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.