martes, 25 de marzo de 2014

El diario de Ana Frank NO es un fraude

El diario de Ana Frank supone, para muchos, un testimonio clave de cómo se vivía en la segunda guerra mundial. Sin pretenderlo, su autora se convirtió en un icono internacional y un ejemplo de lucha. Un ejemplo de la manera que puede llegar a calar en la gente los pensamientos y reflexiones de una niña que se vio obligada a vivir en tiempos difíciles. Por desgracia, siempre ha habido gente que ha querido descalificarla y tacharla de farsante. Muchos todavía creen hoy en día que Ana Frank nunca existió, y esto me parece bastante grave porque al diario pruebas de autenticidad no le faltan. De hecho, no conozco muchos documentos a los que se les haya hecho tantas verificaciones y pruebas grafológicas, científicas, etc. ¿Qué más pruebas necesita esta gente? ¿Viajar en el tiempo y verla escribir en la Casa de Atrás? Abro debate.

En lugar de irme por las ramas y especular me voy a ceñir estrictamente a los hechos. Tras varios intentos por desacreditar el diario desde su publicación, un tal David Irving, negacionista del holocausto, se empecinó en querer “demostrar” su falsedad a mediados de 1970. También había otro negacionista llamado Robert Faurisson, que abanderaba lo mismo diciendo que varios fragmentos del diario estaban escritos con bolígrafo, inventado en 1938 e introducido en Alemania cuando Ana Frank ya se encontraba en el campo de concentración (a finales de 1944). Sin embargo, los diversos estudios que se llevaron a cabo a raíz de la acusación demostraron que las dos anotaciones escritas a bolígrafo las escribió una grafóloga en 1960 mientras estudiaba el texto. No eran páginas enteras escritas a bolígrafo como mucha gente se imagina, sino una breve anotación en los márgenes de dos páginas con fines aclaratorios. Nada más.

Desde los años 50 la negación del holocausto ha supuesto un delito en muchos países con el fin de evitar la proliferación de neonazis. El susodicho diario ha sido siempre un obstáculo para estas personas, y tal es así que Otto Frank tomó acciones legales en 1959 contra un profesor de colegio y antiguo miembro de las juventudes hitlerianas cuando, con mala intención, publicó un documento en el que describió al diario como una falsificación. El tribunal lo volvió a examinar y determinó un año después que era auténtico, por lo que el difamador se vio obligado a retractarse.

En 1958 también ocurrió algo parecido, aunque en esta ocasión el denunciante fue más lejos y afirmó que Ana Frank nunca existió. A su vez, exigió que lo probase tomando el testimonio del hombre que la apresó pensándose, probablemente, que no llegarían a dar jamás con él. Para su sorpresa, tras mucho buscar sí lo encontraron. Ocurrió en 1963, y dijo exactamente lo mismo que Otto Frank y otros testigos cuando se les preguntó en su día. Nuevamente, la acusación cayó en saco roto y volvió a probarse la veracidad del diario.

Años después, más concretamente en 1976, otro negacionista y simpatizante con los nazis comenzó a distribuir folletos que decían que el diario era falso. Como era de esperar, Otto Frank tomó acciones legales contra el difamador y el juez le advirtió que si le volvían a coger esparciendo esos papeles se enfrentaría a una multa de 500.000 marcos alemanes y 6 meses de cárcel. El señor Frank, cansado de tantos juicios, lo dejó correr y no quiso llegar más allá, razón por la cual no volvió a denunciarlo.

Aun así, no fue hasta 1980 cuando se dio el caso más sonado y controvertido. Arrestaron a dos neonazis por distribuir, otra vez, impresos que enunciaban el fraude del diario. En esta ocasión Otto sí se terminó querellando con ellos hasta el final, así que se les juzgó y se les declaró culpables. Durante la apelación, un equipo de historiadores examinó los documentos y volvieron a determinar su autenticidad (¿cuántas veces van ya?).

Para quien no haya tenido suficiente, en 1986 fue examinado por forenses especializados a petición del instituto al que el señor Frank legó el diario. Como era de esperar, se comprobó que era auténtico. Cuatro años después (el 23 de marzo de 1990 para ser exactos) el Tribunal Regional de Hamburgo confirmó su autenticidad.

Sinceramente, me resulta increíble que después de las casi incontables pruebas que se le ha realizado al diario todavía siga quedando gente que dude de su veracidad. No creen en algo que se ha comprobado científicamente una docena de veces y, sin embargo, sí creen en otras cuestiones cuyo fundamento científico es inexistente. En fin, en este mundo tiene que haber de todo, ¿no?.  

Actualización (08/04/2015)

Una reciente investigación llevada a cabo por la Fundación Ana Frank indica que no es plausible que Ana Frank muriera a finales de marzo de 1945 tal y como siempre se creyó. Cuatro personas atestiguaron haberla visto ya enferma de tifus el 7 de febrero de 1945, de lo que se deduce que no pudo llegar viva hasta el mes de marzo. Se estima que su muerte se produjo 12 días después (el 19 de febrero), pero la fecha exacta nunca se sabrá.

13 comentarios:

  1. Hay que entender que los que han negado el diario han sido en su mayoria negacionistas y han sido muy descuidados, pero si han dado algunos argumentos que al menos parecen ser viables para asegurar que el diario no fue escrito en su totalidad por la chica

    Los dos lados han sido necios , pero sin duda el lado de Anna Frank esta protegido por la ley al grado de multar o meter en prision a quien asegure que el diario es falso o parcialmente falso, lo que hace dificil determinar la verdad sobre el asunto

    En cuanto a las pruebas cientificas, la grafologia no es una ciencia exacta, algunos creen que es una seudociencia, es muy dificil determinar por medios cientificos con certeza si alguien escribio algo ademas de que es sabido que en cuestiones historicas los primeros 50 años o incluso mas aun es dificil ser parcial porque el evento esta muy reciente, sobre todo en la cuestion de los nazis ya que aun se sostienen juicios, para el caso de Anna Frank pasaran al menos otros años para que asunto nazi sea realmente olvidado

    Ademas de que se contara con un mejor equipo, la letra y papel podrian ser analizadas por un computador de manera mas precisa

    Mi opinion es que el diario es dicil que sea cierto, al menos en su totalidad, ya se han descubierto otros mitos sobre el holocausto , suena demasiado bien que sea cierto asi de simple.

    Pero hay otro aspecto que no puede negarse, el diario aunque sea falso tiene un gran merito literario, y que esta basado en un hecho verdadero, no importando realmente si fue o no escrito por la mano de la niña y en parte por eso han fracaso los que han intentado desmitificar el diario , le han intentado quitar todo merito se han basado tanto en pregonar que es un fraude que se han olvidado de los meritos artisticos , de que al final de cuentas la mayor parte de lo que se cuenta es cierto.

    Existe por ahi otra novela que tambien habla sobre el holocausto y de una niña Misha: A Mémoire of the Holocaust Years que ha sido probado como totalmente falso, aunque el libro es realmente bueno y poco importa si es o no falso, la gente debe aprender a apreciar el libro como tal, como una obra artistica y debe de dejar de pensar que el que sea totalmente cierto le da valor agregado, por ejemplo la mona lisa no vale porque sea un retrato de una persona que existio eso es lo que menos interesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero que nada, gracias por tomarte el tiempo de escribir un comentario tan correcto y detallado, no suelo encontrarme con muchos comentarios que rebatan su veracidad sin caer en las descalificaciones. Como ya sabrás, este tema despierta muchas pasiones.

      En cuanto a la veracidad del diario, es evidente que para su publicación tuvieron que corregirlo, lo que no significa que sea completamente falso. Ordenar frases mal expresadas o corregir faltas de ortografía son cosas que toda editorial suele hacer. De hecho, creo quitaron los escritos más personales de Ana Frank para que no 'vulnerase su intimidad', pero vamos, estos detalles te los puedes encontrar en cualquier diario que se publique.

      Y sí, su calidad literaria es incuestionable. Si sus detractores si fijaran más en este detalle y no tanto en si es verdadero o no, se ahorrarían las multas.

      Saludos ;)

      Eliminar
  2. puede que la historia de la niña sea verdad,pero el diario por todas las irregularidades que se han encontrado no creo que sea real...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ninguna irregularidad, tal y como he demostrado en el post y en los comentarios.

      Eliminar
  3. "No eran páginas enteras escritas a bolígrafo como mucha gente se imagina, sino una breve anotación en los márgenes de dos páginas con fines aclaratorios. Nada más."
    ---
    Vaya que sentencia tan falsa. El bolígrafo se inventó en Argentina por Lazló Viro (por eso en Argentina se llama viroma). Comercialmente fue INTRODUCIDO en Europa en 1951...NO ANTES.
    Es muy difícil que un grupo de personas ocultas en un ático puedan comprar un artículo que NI SIQUIERA todos los pilotos de avión alidos tenían (se introdujo en Europa para que pudiesen escribir en los aviones de guerra, pues lasl plumas se reventaban por la poca presión en altura).
    Por cierto, grafólogos han coincidido que quien usó el bolígrafo tiene el mismo trazo y letra de quien usó la pluma...y quien escribió TODO EL DIARIO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de esa frase que dicho lo siguiente: "(...) las dos anotaciones escritas a bolígrafo las escribió una grafóloga en 1960 mientras estudiaba el texto".

      Eliminar
    2. "Por cierto, grafólogos han coincidido que quien usó el bolígrafo tiene el mismo trazo y letra de quien usó la pluma...y quien escribió TODO EL DIARIO."
      ....
      ¿De dónde has sacado esa información? El tema del bolígrafo ya está muy manoseado y se ha demostrado hasta el cansancio que esos 'escritos a boli' escritos por la grafóloga anteriormente mencionada.

      Aquí te dejo la explicación que da el sitio web oficial sobre la absurda polémica del bolígrafo:

      http://www.annefrank.org/ImageVaultFiles/id_14674/cf_21/diezpreguntas_es.PDF


      4. Hay quien dice que el diario también contiene apuntes escritos con
      bolígrafo. ¿Es cierto?

      No, no es cierto. Todos los apuntes del diario han sido escritos con distintas
      clases de tinta y a lápiz (a veces de colores), pero no con bolígrafo. El estudio
      técnico documental del laboratorio forense demuestra que la mayor parte del
      diario y las hojas sueltas han sido escritas con tinta de pluma de color azul
      grisáceo. Además, en sus apuntes Ana también utilizó tinta fina roja, lápices de
      colores verde y rojo y lápiz negro; no bolígrafo. No obstante, en foros de internet,
      entre otros, puede leerse con cierta frecuencia la falsa imputación de que partes
      del diario de Ana Frank fueron escritas con bolígrafo. En tono despectivo, se
      refieren a Ana Frank como «la niña del bolígrafo», explicando que se trata de
      una invención que comenzó a divulgarse en Europa sólo después de la Segunda
      Guerra Mundial. La conclusión a la que se pretende hacer llegar al público
      mediante esta calumnia es que los textos del diario no pueden haber sido
      escritos por Ana Frank en persona.

      Hojas de apuntes

      El origen de la «historia del bolígrafo» es el informe de cuatro páginas publicado
      en 1980 por la Oficina federal alemana de asuntos penales (BKA), de
      © 2007 Anne Frank Stichting 5 Wiesbaden. Del correspondiente estudio de las clases de papel y de tinta
      utilizadas en los diarios de Ana Frank se desprende que algunas hojas sueltas
      contienen «correcciones escritas con bolígrafo». Se había encomendado a la
      BKA la tarea de mencionar en su informe todos los textos que aparecen en el
      diario, es decir, incluidos los apuntes añadidos al manuscrito de Ana después de
      la guerra. Sin embargo, la investigación realizada por el laboratorio forense
      holandés a mediados de la década de los ochenta demuestra que tan sólo se
      han encontrado cosas escritas con bolígrafo en dos hojas sueltas de apuntes de
      investigadores anteriores y que esas notas no tienen ninguna importancia para
      el contenido real del diario. Queda clarísimo que fueron insertados con
      posterioridad. Asimismo, los investigadores del laboratorio forense concluyen
      que la letra manuscrita encontrada en esas dos hojas de apuntes difiere
      «considerablemente» de la del diario. La edición del NIOD contiene fotos de
      esas hojas sueltas de apuntes (véase Los diarios de Ana Frank, 5a edición
      neerlandesa, 2001, p. 193 y 195). En 1987, el señor Ockelmann, de Hamburgo,
      escribió que quien había hecho los mencionados apuntes era su madre. La
      señora Ockelmann fue integrante del equipo que hacia 1960 realizó un estudio
      grafológico de los escritos de Ana Frank.

      Eliminar
  4. no he leído ese libro, y si lo poseo, ni lo he leído.
    pero estudié ingeniería y he visto programas mundialmente transmitidos sobre la ley y el orden ID TRU TV universal, sobre los avances tecnologicos adn quimicos, rastros de sustancias que eran muy abundantes en ese entonces característicos.
    se podría obetenr aun adn de ese libro, ¿sabías que una publicacion del 2016 informa que las amburguesas MC DONAL poseen 1% de adn humano?
    ¿ella era forzada a trabajos donde tus manos se lastimaban con piquetes sangre sudor lipidos lagrimas saliva fluido nasal, caspa, caspa y caspa.

    ResponderEliminar
  5. Pero realmente crees que fueron sencillos arreglos para una correcta edición del diario?

    Muy interesante, cuando tenga la oportunidad leeré el libro y volveré a revisar esta entrada

    ResponderEliminar
  6. Si fuera estafador y quisiera engañar a todo el mundo con un diario escrito supuestamente por otra persona en otra época , naturalmente me preocuparía de hacerlo con los recursos con que se contaba en ese tiempo. Por lo cual, dudo que sea falso.

    ResponderEliminar
  7. Creo que tú te fías demasiado en una sola fuente, toda tu información la posees de sitios web y entornos relacionados con la fundación Ana Frank. Para poder debatir sobre un tema se deben buscar en muchas fuentes de información y comparar lo que se ha leído. No soy experto en el tema, pero creo que he leído lo suficiente como para opinar.
    Si te fías solo de información de la fundación, el diario obviamente será verdadero y todo el holocausto será verdadero. Pero por qué no investigar a fondo?
    Yo he llegado a leer que en primeras instancias que Otto Frank se negaba a prestar el libro a un análisis detallado del mismo, lo cual genera dudas de por sí. También he leído en otros sitios que varios investigadores han comprobado la falsedad del libro comparando varias cosa y contradicciones del mismo.
    No leí el libro, pero creo que una parte del mismo hasta llega a haber una escena erotica donde Ana quiere tener relaciones con una amiga, y manosearle los senos... Vamos seamos sinceros, la niña tenía sólo 12 años, como es esto posible?
    El historiador británico de renombre mundial, David Irving (hoy detenido por negar el holocausto), el ex profesor de la Universidad de Lyon (Francia) Robert Faurisson, y el estudioso austriaco nacionalizado sueco, Ditlieb Felderer, han demostrado públicamente hasta el cansancio la falseda de dicho libro.
    Además por qué han castigado a quienes se decidían a investigar sobre el holocausto y todo lo relacionado a eso? Qué hay de malo en que se averigüe lo que realmente pasó?
    Yo no estoy a favor ni en contra de ninguna teoría, solo comento por lo que leo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El holocausto es un hecho ampliamente documentado, al igual que el diario. A los que dudan que ambas cosas ocurrieran suelo llamarles 'magufos'.

      Un saludo.

      Eliminar

Los comentarios están moderados.