lunes, 29 de diciembre de 2014

El origen de "Truco o trato"

Cartel de 1904 que avisa de la llegada de Halloween -DP-
Aunque aquí en España aún se tenga cierta reticencia por adoptar esta tradición, en países como Canadá, Irlanda, Estados Unidos, Puerto Rico o México es muy popular. Poco a poco se ha ido expandiendo hacia Australia, Perú, Chile y diversas partes de Europa, aunque todos sabemos la manera en que se celebra hoy en día dicha fiesta, al menos, en lo que a España se refiere. Gradualmente, esa famosa calabaza iluminada con una cara tallada se ha visto sustituida por el alcohol y los excesos.

Truco o trato es una leyenda popular celta en la que se creía que cada 31 de octubre (así es en los países anglosajones) los espíritus de los difuntos y toda clase de entes espirituales eran libres de vagar por la tierra. La leyenda asegura que de entre todos esos entes hay uno especialmente malévolo, así que se aconseja aceptar el "trato" sea cual sea su coste porque de elegir el "truco" se arriesgan a que el espíritu, contrariado ante la negativa del trato, eche una maldición a la casa o enferme a la familia. A raíz de esto, surgió la idea de colgar calabazas con formas horrendas alrededor de la casa para protegerse.

Actualmente, los niños van pidiendo dulces de puerta en puerta disfrazados para la ocasión. Al abrirla los niños te dicen "truco o trato" esperando, evidentemente, que aceptes el trato y les llenes la bolsa de dulces. Si te niegas y aceptas el "truco" te tocará pasarte el día siguiente un buen rato limpiando la puerta pringada de huevos podridos o espuma de afeitar. Sin duda, sale más rentable aceptar el "trato".

Ahora bien, ¿de dónde viene la costumbre de "truco o trato"?

Los primeros registros de los que se tiene constancia son de 1920, pero no comenzó a ser realmente popular hasta 1950, año en el que la campaña Trick or Treat para la UNICEF difundió con rotundo éxito en EEUU la ya menguante tradición. 

lunes, 22 de diciembre de 2014

El mal uso de la palabra "bizarro"


Desde hace tiempo suelo oír la palabra "bizarro" como muletilla para definir lo raro, extraño o extravagante. Según la RAE (Real Academia Española), bizarro significa ser generoso, lúcido, espléndido y valiente. Se trata de una palabra que ya utilizaba Cervantes Saavedra en su célebre obra "Don Quijote" para referirse a la valentía de su loco protagonista, y hasta hace unos años, antes de que se pusiera de moda, se encontraba cada vez más en desuso.

La confusión tiene su origen en que en inglés y francés "bizarre" (sí, con "e") significa extraño, estrafalario o raro. En la lengua italiana, que es de donde proviene, se traducía como "bizzarro" refiriéndose a todo aquel que fuera iracundo o fogoso. Luego vendrían las adaptaciones al español, inglés y francés para volver a migrar al italiano reemplazando su sentido original por la definición francesa (aquello de extraño y extravagante).

En cualquier caso, pese a que la RAE desaconseja utilizar la palabra para referirse a lo atípico, si ese mal uso continúa popularizándose van a tener que cambiar la definición adaptando la palabra a los nuevos tiempos. Después de todo, la lengua evoluciona y se renueva constantemente.

lunes, 15 de diciembre de 2014

¡Por fin me he leído el Quijote!


Estaba estas últimas semanas leyendo los libros que tenía comenzados pero que, por cuestiones de tiempo, desgana o aborrecimiento había dejado aparcados. Uno de ellos era "El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha". Lectura que considero obligada no solo por ser una de las más destacadas de la literatura española y universal, sino porque, hablando en roman paladino, se trata de un memorable Zas! en toda la boca a esas obras caballerescas que tan de moda estaban en la época. Cervantes, probablemente crispado ante tanta charlatanería, sinsentidos y desquiciantes fantasías, decidió ir a contracorriente desmitificando de una vez la tradición caballeresca y cortés, y vaya si lo consiguió.

El problema que tiene Don Quijote es que, a parte de ser un tocho de más de mil páginas, se nos ha intentado meter con calzador desde la escuela. La obra de Cervantes se ha convertido casi en un ejercicio de patriotismo, pero si obligas a un crío a leerse sendos párrafos en castellano antiguo lo único que consigues es que no quiera volver a tocarlo en la vida. En serio, ¿a caso esperan que se enamoren de la lectura haciéndoles leer el Quijote a palo seco? Más de uno debería revisarse el sentido común...

Cuando me lo compré hace poco más de 3 años no esperaba que me gustase. Mientras traía el libro de vuelta a casa tenía la impresión de que ese ladrillo me costaría las mil y una noches terminarlo, si es que llegara a conseguirlo algún día. Lo más sorprendente es que, cogido con tranquilidad y sin fecha límite, llegas a disfrutarlo. Exacto señores, la historia es entretenida e incluso divertida, aunque no aconsejo intentar leerlo en menos de un mes ni como sufrida obligación, porque si es así las ganas de tirarlo a la hoguera se harán tentadoras. Se trata, ante todo, de un libro que se disfruta poco a poco.

Eso sí, el libro sabe sacarte más de una sonrisa, sobre todo la segunda parte y la tremenda pulla que, a través del mismo, le metió Cervantes a un listo que sacó una falsa segunda parte. El granuja se hacía llamar Alonso Fernández de Avellaneda (un seudónimo), y la pelotera que pilló Cervantes fue tal que en la auténtica continuación los protagonistas ya saben que alguien ha publicado una segunda parte falsa con historias inventadas. En la ficción, la primera parte la escribiría Cide Hamete Benengeli, un supuesto historiador musulmán.

Las situaciones cómicas en las que se ven envueltos los personajes son casi incontables. Personalmente, veo la primera parte más trabajada que la segunda. El segundo tomo trata, básicamente, de las burlas y bromas que le hacen diversos personajes que se han leído la primera parte de Cide Hamete. De entre todas ellas, yo me quedo con la supuesta ínsula de la que Sancho Panza se creía gobernador. El choteo de los bromistas llega hasta tal punto que incluso simulan una "invasión" o "guerra". Al final, si se piensa con detenimiento, empiezas a preguntarte quién está más loco, si Don Quijote y Sancho o los pobres desgraciados que se empeñaban en hacerles la burla con tanto ahínco.

martes, 9 de diciembre de 2014

El radithor y la mortal superchería

Imagen: Cosmin Stroe -DP-
El "radithor" es el ejemplo más cruel de hasta qué punto puede resultar mortal la charlatanería y superchería.  Para todos aquellos que se traguen sin masticar cada uno de los productos "milagrosos" que se anuncian a bombo y platillo puede ser un horrendo aviso. Ni qué decir de esos anuncios engañosos que se disfrazan de ciencia con el fin de obtener mayor fiabilidad y confianza en el consumidor. Evidentemente, que hoy en día se dé un caso tan flagrante es algo difícil, pero no os engañéis: siempre habrá algún listillo esperando que caigáis en su red -y no solo a base de supuestas medicinas-.

A principios del siglo XX todo lo que tuviera que ver con la radiación sonaba a futuro y progreso. Se le atribuían cientos de dones curativos y milagrosos y era lo que podríamos llamar el trending topic de la época. Todo era posible con la radiación, más si tenemos en cuenta que estamos hablando de "algo" que no se ve. La gente, acostumbrada a hacer acto de fe, se creyó a pies juntillas la fábula sin molestarse en comprobar su veracidad -cuánto daño ha hecho la religión...-. Así, William J.A. Bailey, un desertor de la universidad de Harvard que no era doctor en medicina ni nada que se le pareciese, vio la oportunidad para hacerse de oro: vender agua radiactiva como medicina.

El producto, agua destilada con una pequeña dosis de radio, se empezó a vender entre 1920 y 1930. El dinero corrió a raudales, la gente era feliz y se le atribuía el mayor descubrimiento del siglo. Todo iba a pedir de boca hasta que, en 1932, murió Eben M. Byers, un conocido magnate estadounidense, envenenado por radio. Huelga decir que su muerte fue horrible.

En este punto ya habían comenzado a circular pastas de dientes, supositorios, chocolate, pisapapeles y hasta hebillas de cinturón radiactivas. La fiebre por la radiactividad había alcanzado cuotas elevadísimas a principios de los años 30, así que imaginaos la sorpresa que se llevaría toda esa gente al descubrir que el radio, ese elemento que relumbra con un verde traslúcido, era en realidad un veneno mortal. El pánico estaría bien servido.

Moraleja: Evita a los gurús, magufos y a cualquier charlatán pseudocientífico. El resultado puede ser desastroso.

jueves, 4 de diciembre de 2014

El verdadero origen de la navidad

El árbol de navidad tiene origen germano y escandinavo y
representa al Yggdrasil -árbol del universo- <<Imagen: Johnny Autommatic; DP>> 
Una falacia argumental que utilizan muchos cristianos a la hora de criticar a los ateos es la referente a las fechas navideñas. El 25 de diciembre, ese día que se agenciaron los creyentes en el dios judeocristiano para festejar el nacimiento de un personaje europeizado de cabello rubio y ojos azules llamado "Jesús de Nazaret". Lo que quizá ignoren -o quieran ignorar-, es que multitud de culturas y religiones anteriores a la suya ya utilizaban esa fecha para sus respectivas celebraciones. Así, cuando critican a los no creyentes por reunirse en familia y festejar la navidad están cayendo, sin saberlo, en su propia trampa. A continuación, os dejo algunos ejemplos:

  • Los romanos celebraban el 25 de diciembre una fiesta llamada "Natalis Solis Invicti" -nacimiento del sol invicto-, relacionada con el nacimiento de Apolo -las celebraciones de Saturno llegaban a su apogeo el mismo día-. También se consideró esa fecha como el día del solsticio de invierno, que los romanos llamaban "bruma". Cuando Julio César creó su propio calendario -el juliano-, el 25 de diciembre se ubicó en el calendario gregoriano entre el 21 y 22 del mismo mes. De esta celebración se tomaría la idea para celebrar el nacimiento de Jesús.
  • Los aztecas celebraban del 7 al 26 de diciembre de nuestro calendario el advenimiento Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra. Debido a esto, los evangelizadores tomaron como base esas fechas para que su "conversión" se diera más fácilmente. Es decir, que mantenían sus costumbres y tradiciones, sin omitir ni discriminar ninguna, a cambio de que cambiaran de "dios". Esta astuta treta fue la razón de su aplastante éxito.
  • Los germanos y escandinavos celebraban el 26 de diciembre el nacimiento de Frey, dios nórdico del sol naciente, la lluvia y la fertilidad. Tenían por costumbre adornar un árbol perenne en representación del Yggdrasil -árbol del universo-. En este último caso los evangelizadores utilizaron la misma treta que con los aztecas, es decir, que les dejaron celebrar el nacimiento de Jesús a su manera. Hoy en día, el árbol de navidad se ha convertido en una peculiaridad más dentro de las "tradiciones cristianas".
  • Los incas celebraban el 23 de diciembre el Cápac Raymi -fiesta del sol poderoso-, que hacía referencia al renacimiento de Inti -el dios sol-. Como contraste, en junio también celebraban otra fiesta, pero en este caso se llamaba Inti Ramyi, que los incas relacionaban con la apertura de una nueva etapa al considerar que el tiempo transcurría de forma circular y no lineal. 
Así que ya sabéis, la celebración de la navidad es de todo menos cristiana. Hoy en día se utiliza como festejo de convivencia social y familiar. Se trata de la excusa perfecta e ineludible para que toda la familia, incluida esa que no ves en todo el año, se reúna, deje las rencillas a un lado y pase un buen rato.  

viernes, 28 de noviembre de 2014

Sobre PODEMOS y la regeneración democrática

Sobre PODEMOS  y su polémico programa se han escuchado muchas opiniones, tanto a favor como en contra. La revolución social que ha supuesto este partido para toda la sociedad española ha hecho que tanto el PP como el PSOE se pongan "las pilas" intentando, con pocos resultados, dar una imagen de ejemplaridad y transparencia. Para percatarnos de ello solo hay que ver el riego de dimisiones y cambios generacionales que se están dando en casi todos los partidos -incluso en Izquierda Unida, que ahora podría encabezar Alberto Garzón-. 

Pedro Sánchez, actual secretario general del PSOE, ha sido el primero en intentar ganar votos criticando al Partido Popular en todas sus decisiones. Casi parece que no sepa muy bien por dónde tirar con tal de sacar a flote el partido, y la prueba de ello son sus últimas declaraciones sobre la reforma del artículo 135 de la Constitución. Declaraciones en las que dice asumir su "error" por haberla apoyado proponiendo, además, blindar la financiación social.

Ahora bien, ¿ha sido acertado por parte de Pedro Sánchez admitir ese "error"? Yo diría que sí, sobre todo si partimos de la premisa de que rectificar es de sabios. Otra cosa son las razones reales que le hayan inducido a hacerlas aún sabiendo que dejaría en muy mal lugar a José Luis Rodríguez Zapatero dividiendo todavía más al partido.

Por todo ello, creo que el fenómeno PODEMOS ha tenido un efecto positivo en la forma de hacer política en este país. Ha supuesto un significativo toque de atención y un baño de realidad para todos aquellos que creían imposible que el bipartidismo llegara a peligrar algún día, así que, sea su programa más o menos realizable, ya ha conseguido algo muy importante.

Con respecto al programa, he tenido la oportunidad de leerlo y debo decir que más de acuerdo no podría estar en cada uno de sus puntos, pero que esté de acuerdo no significa que vaya a votar a PODEMOS en las próximas elecciones generales. ¿Que por qué? Muy sencillo: en el caso hipotético de que las ganara no creo que pudiera hacer ni la mitad de lo que promete en dicho programa. Cuestiones como salirnos de la OTAN, la reestructuración de la deuda o la derogación del artículo 135 las veo perfectamente realizables. No obstante, me gustaría saber cómo van a llevar a la práctica los siguientes puntos:
  • Subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).
  • Reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales y de la edad de jubilación a 60 años, como mecanismos para redistribuir equitativamente el trabajo y la riqueza -con respecto a la edad de jubilación ya han comenzado a recular-.
  • Derogación de las reformas laborales implantadas desde el estallido de la crisis: 2010, 2012 y RD 3/2014.
  • Eliminación de las empresas del trabajo temporal.
  • Derogación de la última reforma de pensiones y prohibición de la privatización o recortes del sistema público de pensiones.
  • Creación de mecanismos de control democrático y parlamentario sobre el Banco Central Europeo (BCE).
  • Persecución y endurecimiento de las sanciones del delito fiscal.
  • Política tributaria justa orientada a la distribución de la riqueza y al servicio de un nuevo modelo de desarrollo.
El decir el qué pero no el cómo es algo muy habitual en política. El programa electoral del Partido Popular en el 2011 y el del PSOE en el 2008 también eran muy ilusionantes y positivos. Todos ellos prometían lo que sabían que no podrían hacer llegado el momento, pero como queda muy bien dejarlo por escrito y difundirlo a los cuatro vientos en mítines y emotivos discursos...¿por qué no?.

Con todo esto no estoy diciendo que PODEMOS sea más de lo mismo. Se trata de un partido de unos pocos meses de vida que aún tiene mucho camino por recorrer y mucho por lo que luchar. Solo el tiempo nos dirá si realmente se trata de algo distinto e innovador o, por el contrario, de una decepción más.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Sobre la Unión Europea y su "democracia"

Siempre he sido un escéptico en política, aunque más que en política sería más acertado decir que en lo que no creo es en el neoliberalismo tecnocrático imperante en la Unión Europea. Sin casi darnos cuenta, esa supuesta democracia con la que tantos dirigentes europeos se han llenado la boca está desapareciendo en pos de la liberalización económica, la reducción del gasto público y la intervención de los Estados en favor del sector privado. 

A estas alturas, y más con la que está cayendo, podemos afirmar que la estrategia de los liberales por confrontar al nacionalismo con la democracia ha tenido un éxito rotundo. Hoy por hoy, con unos estados debilitados y serviles, los llamados "macro-poderes" están interviniendo con cada vez más fuerza en la esfera mundial al servicio de intereses puramente económicos. El pueblo ya no tiene ni voz ni voto en todo este asunto, y todo porque se vio desarmado al firmar, entre otras cosas, el tratado de Maastricht en 1992.

A continuación, os dejo algunas de las "joyas" que permitimos cuando se firmó el tratado de Maastricht:

  • Tal y como dicta el artículo 104 del Tratado, los Bancos Centrales no pueden financiar al gobierno. Esta condición, completamente ilógica desde el punto de vista económico y financiero, proporciona grandes beneficios a la Banca Privada.
  • La independencia de los Bancos Centrales, que no fue más que una treta para permitir que actuaran con total libertad al servicio de la Banca Privada.
  • Con tal de favorecer a la Banca privada, el Tratado de Maastricht es el responsable original de que los Estados europeos estén atados a la hora de hacer política económica. Es decir, que no tenemos soberanía y el gobierno ya no es el representante del pueblo -y NO, esto no se soluciona ni votando a PODEMOS-.
Jean-Jacques Rousseau definía, según mi parecer, la democracia más auténtica. Es decir, aquella en la que el pueblo no permite ser representado dejando que unos pocos decidan sobre muchos, sino que interviene y participa activamente en cada decisión que toma el estado. Tal y como manifestó: <<toda ley que el pueblo no ratifica, es nula y no es ley>>. También dijo que: <<la soberanía no puede ser representada por la misma razón que no puede ser enajenada>>.

De lo anteriormente mencionado extraemos que, al contrario de lo que dicta el pensamiento neo-liberal, el nacionalismo no es un obstáculo para que un país sea democrático, sino un camino. Se trata de la libertad del pueblo a la hora de decidir lo que es mejor, pero para ello es necesario que la gente se implique y salga del cómodo amodorramiento al que tan acostumbrados estamos en Europa. Un buen comienzo sería, por ejemplo, dejar de ver tanta basura televisiva y preocuparse más por lo que ocurre a nuestro alrededor. Vamos, empezar a quitarnos ese molesto abotargamiento de encima.

Otro punto a tener en cuenta es si resulta conveniente seguir formando parte de la OTAN, esa organización que muchos tildan inocentemente de "defensora de Europa" y que no es más que la representante de los intereses estadounidenses. En este tema, Pablo Iglesias se pronunció hace poco diciendo que trataría de sacar a España de la OTAN si llegara a gobernar. Ahora bien, ¿puede hacerlo realmente? La respuesta es SÍ. Otra cosa es que lo lleve a la práctica.

lunes, 17 de noviembre de 2014

El museo de cera, de Jorge Edwards



Esta curiosa y aguda novela empieza mostrando a nuestro protagonista en todo su esplendor. Amante de la riqueza y el buen vivir, el marqués de Villa-Rica se muestra a sus anchas con su principesca mansión, increíbles colecciones de antigüedades y varios carros de cuatro caballos en un mundo plagado de helicópteros y televisores. La innovación y el despertar tecnológico, lejos de causarle cierta curiosidad, parecen no tener para él la menor importancia. Su contento se reduce a pasearse con todo su señorío e imponente porte y dirigirse cada día a su mesa de baccarat del Club.

El marqués, un dinosaurio de pronta extinción, se hizo famoso en el pueblo por portar su reluciente bastón con empuñadura de plata y vestir con levita. El bastón, arma usada contra cualquier harapiento mendigo que circundara por sus impolutos muros, le daba un aspecto señorial nada desdeñable. Todo esto, unido a un protuberante abdomen, mirada altiva y cierto mal genio, hacía que impusiera "respeto" allá por donde fuera. Lamentablemente, un matrimonio frustrado, junto con los cambios socio-políticos que se estaban gestando en la sociedad chilena, acabarían por costarle la salud.

El autor, Jorge Edwards, consigue, con cínico humor y rampante ironía, retratar la degradación y posterior caída en desgracia del marqués con una prosa inteligente que casi parece guardar una segunda historia de fondo. Mezcla lo trágico con lo cómico, y este extraño batiburrillo, lejos de causar indigestión, consigue que la historia adquiera ese doble significado que todo buen lector sabe apreciar. Sin duda, se trata de un libro que recomiendo leer.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

10 cosas curiosas que quizás no sabías (2)

Seguimos con la segunda parte de este nuevo tema:

1- Albert Einstein nunca fue un buen alumno en la escuela ni hablaba bien a la edad de 9 años. Sus padres incluso temieron en un principio que sufriera alguna clase de retraso mental, y por algún tiempo así lo creyeron.

2- Si se lograran erradicar el cáncer, las enfermedades cardíacas y la diabetes la esperanza de vida ascendería a 99,2 años.

3- Beethoven y Mozart, considerados por muchos los mejores compositores de música clásica, tuvieron muertes de lo más misteriosas. Al primero se le achaca desde envenenamiento por plomo hasta  falla hepática, fallo renal o fallo multisistémico. Del segundo se dice que falleció por fallo renal, fiebre aguda, gripe e incluso envenenado por mercurio.

4- En el antiguo Egipto, los sacerdotes se arrancaban cada pelo de su cuerpo incluyendo el cabello, las cejas y las pestañas.

5- En Finlandia, los taxistas deben pagar derechos de autor si ponen música en su coche cuando hay clientes.

6- En Canadá, está prohibido intentar aprender brujería y quitarse el vendaje en público.

7- En Francia, está penado por la ley ponerle a un cerdo el nombre de Napoleón.

8- En Ohio -EE.UU-, es ilegal tener un pez borracho.

9- Si en las costas británicas aparece una ballena muerta, la cabeza es para el rey y la cola para la reina.

10- En Suiza es ilegal estirar la cadena y orinar de pie pasadas las diez de la noche. Según ellos, es por el "ruido" que provoca. 

domingo, 9 de noviembre de 2014

Misterio resuelto: El puente de Overtoun y los perros suicidas

Visón americano, el causante
de los "suicidios".
El puente de Overtoun, en Milton -Escocia-, se hizo famoso por la ingente cantidad de perros que se precipitaron al vacío durante varios decenios. Con sus más de 100 años de antigüedad, rodeado por una espesa vegetación y portadora de la elegante arquitectura señorial escocesa, los mitómanos y entusiastas de lo paranormal no tardaron en surgir multiplicándose como setas. 

Los "suicidios" empezaron a registrarse desde los años 50-60 y el viejo puente terminó adquiriendo fama de maldito. Pronto, su funesta reputación traspasó las fronteras de este verde, bello y húmedo país creando una expectación que, a mi parecer, fue exagerada. A decir verdad, siempre me ha parecido curiosa esa absurda tendencia por fantasear con hipótesis extravagantes en vez de, al menos, analizar mínimamente los hechos. Se trata de anteponer la razón a la sinrazón, y fue esto precisamente lo que hicieron un grupo de científicos con el ánimo de esclarecer el misterio y, dicho sea de paso, cerrar la boca a tanto charlatán suelto.

El Dr. Sands, encargado de la investigación, averiguó que siempre saltaban desde el mismo lado del puente y que no todas las razas tenían esa tendencia suicida. Los perros que sí lo hacían pertenecían a razas de cazadores con hocicos largos (labradores, Collies, etc.), así que eso llevaba a pensar que era algún olor desconcertante lo que les impulsaba a ejecutar tan errático comportamiento. ¿A caso eran plantas?, ¿agua estancada? No. El causante debía ser un animal.


Atando cabos, se descubrió que los supuestos suicidios comenzaron en la misma época en la que se produjo en la zona la invasión del visón americano (años 50). Este animal tiene unas glándulas que segregan una sustancia olorosa muy potente que vuelve locos a los perros. Luego, si le sumamos el detalle de que el cauce del puente es muy cerrado y carece de ventilación ya podemos imaginarnos el resto de la historia. Los perros, casi hipnotizados e imbuidos por el olor, buscaban marcar su territorio a toda costa y se precipitaban al vacío en su búsqueda.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

¿Por qué se caen las hojas en otoño?


El otoño siempre le ha dado al paisaje esa apariencia característica de podredumbre y decadencia. Para los amantes de la primavera se trata de una incómoda estación donde deben acostumbrarse de nuevo al frío y desempolvar los abrigos del armario. Como siempre, habrá gente a la que no le disguste esa paleta de colores que presentan las hojas y que, lejos de deprimirse con tal ambiente, disfrutan de la frescura otoñal. Lo que quizá no sabía el lector ( o sí ) es que la decoloración y posterior caída de las hojas se debe a un proceso de supervivencia y conservación en vísperas del crudo invierno.

Este fenómeno se da en los árboles caducifolios o deciduos, y el principal motivo es que, al reducirse las horas de luz y helarse el suelo por la disminución de la radiación solar, las raíces comienzan a tener dificultades a la hora de captar agua y nutrientes. Por ello, al costar el mantenimiento de las hojas más de lo que el propio árbol puede recoger y/o producir, la opción más rentable es deshacerse de ellas. El proceso de "caída" comienza cuando las hojas dejan de recibir savia y clorofila, lo que crea una especie de película entre la rama y la base de hoja. Al verse aislada, el viento y la lluvia hacen el resto.

sábado, 1 de noviembre de 2014

La teoría de los universos paralelos gana fuerza

Planeta OGLE-2005-BLG-390Lb, a 20.000 años luz de la tierra (NASA -DP-)

La idea de que existan universos paralelos siempre me ha llamado la atención. En el mundo que conocemos, un meteorito acabó con los dinosaurios e hizo posible nuestra evolución. Ahora bien, ¿y si ese meteorito pasara de largo? ¿Habrían evolucionado los dinosaurios en algo con más sesera y menos músculo? Las respuestas a estas preguntas las encontraríamos, según unos académicos de la universidad de Griffith (Australia), en los universos paralelos.

Para que el lector se haga una idea, los universos paralelos recogerían todos aquellos sucesos probables que no se dieron. En el primer golpe de estado que dio Hitler en noviembre de 1923, éste estuvo muy cerca de morir en un tiroteo. La pregunta es...¿qué habría ocurrido si esa bala lo matase? Primero que nada, la Segunda Guerra Mundial no se habría producido, al menos no en 1939. Luego están, inevitablemente, las víctimas que perecieron por culpa de la guerra  (más de 20 millones), cuyas vidas jamás se verían truncadas. En pocas palabras, si pudiéramos acceder de algún modo a esos universos paralelos la eterna duda del <<¿Y si...?>> se esfumaría de un plumazo.

En un artículo publicado en la revista Physical Review, Howard Wiseman y Michael Hall, de la Universidad de California, explican que esos universos no evolucionan de forma independiente, sino que interactúan entre ellos. Estaríamos hablando de que el universo que experimentamos es solo uno de un número gigantesco de mundos con apariencia y características más o menos similares. Cada uno de esos mundos, según la teoría de los multiversos, serían igualmente reales llegando incluso a repelerse los más "cercanos" o similares, volviéndolos más distintos.

En cualquier caso, esta teoría tiene todavía mucho camino por recorrer. Se trata, eso sí, de una idea añeja que ha estado fascinando a físicos desde su surgimiento en 1957. No es algo de hace unos pocos años ni pilla a ningún científico con la guardia baja, pero el hecho de que se siga insistiendo e investigando al respecto ya da que pensar.

martes, 28 de octubre de 2014

Las excentricidades de los dictadores

Las extravagancias de las que han hecho gala muchos dictadores a lo largo de la historia son la prueba de que el poder no solo corrompe a la gente, sino que la vuelve estúpida. Siempre he visto a este tipo de personajes como los seres más inseguros del planeta, y si nos adentramos en sus "peculiaridades" diría que incluso me quedo corto. Después de todo, tomarse a sí mismo demasiado en serio puede ser un problema cuando, inmerso en el geocentrismo más absoluto, no se tiene sentido del ridículo. A continuación, destaco algunos de ellos:

Adi Amin: Fue un dictador de Uganda entre 1971 y 1978. Se cuenta que escribía cartas de amor a la reina Isabel de Inglaterra y que, presuntamente, practicaba el canibalismo con los disidentes de su régimen o directamente los arrojaba a los cocodrilos. Él mismo llegó a proclamarse "Conquistador del Imperio Británico" y "Rey de Escocia" (así, por toda la cara), y si añadimos que llegó a prohibir la entrada a los asiáticos por la negativa de una oriental a casarse con él ya apreciamos, no sin cierta sorna, la inestabilidad mental del propio sujeto.

Muamar el Gadafi: Bajo el pomposo título de "Hermano Líder y Guía de la Revolución", este personaje dirigió Libia a su antojo desde 1969 hasta 2011, año en el que fue brutalmente asesinado por los "rebeldes". Entre sus excentricidades más notorias nos encontramos con que todas sus guardaespaldas féminas debían ser vírgenes, ordenó a la ONU que Suiza se disolviera, culpó a Osama Bin Laden y a los medicamentos de las revueltas que sufría su país, llegó a afirmar que conquistó los EE.UU y culpó a Israel del asesinato de John F. Kennedy.

Iósif Stalin: El humor negro de Stalin es de sobras conocido. Su paranoia, unida a su famosa afición por hacer purgas, le llevó a bromear más de una vez con sus camaradas causándoles algún que otro susto. A veces, que Stalin te dijera al encontrarte con él frases del tipo <<Hola camarada, veo que todavía no le han arrestado como lo ordené>> podía ser simple malicia o una inequívoca insinuación de que te tenía fichado y serías el siguiente. También disfrutaba humillando a Nikita Jrushchov, un campesino analfabeto que llegó a ser el gobernador de Moscú. Según dijo en una ocasión: <<si Stalin dice que bailes, un hombre juicioso baila>>. Para más información haced click aquí.

Rafael Leónidas Trujillo: Fue un dictador de la República Dominicana de 1930 a 1938 y de 1942 a 1952. Llegó a coleccionar más de dos mil prendas ostentosas que disfrutaba poniéndose junto a las más de 10.000 corbatas que tenía para elegir. Siempre se perfumaba en exceso, tanto que estar cerca de él podía ser una auténtica prueba de fortaleza, pero nada de esto es comparado con la mítica frase que obligó a poner en todas las iglesias del país, la cual, escrita en un cartel, rezaba así: <<Dios en el cielo, Trujillo en la tierra>>. 

jueves, 23 de octubre de 2014

El valenciano y el catalán son la misma lengua

Autor: Annazuc -DP-

Un día de otoño igual que éste, cuando en la clase de Llenguatge tècnic de la universidad surgió el tema de si el valenciano y el catalán eran la misma lengua, el profesor, como diciendo algo obvio, exclamó que quien no lo tuviera claro se lo hiciera mirar. Es decir, ¿para quién resulta una novedad a estas alturas? La únicas diferencias que existen entre el valenciano y el catalán se deben a las distancias geográficas y las costumbres lingüísticas que se hayan adoptado en según qué zona. 

La propia AVL (Acadèmia de la Llengua Valenciana) aprobó el pasado 31 de enero su "Diccionari Normatiu Valencià", donde especificaba que “La lengua románica hablada en la Comunidad Valenciana, así como en Cataluña, las Islas Baleares, el departamento francés de los Pirineos Orientales, el Principado de Andorra, la franja oriental de Aragón y la ciudad sarda de El Alguer, lugares donde recibe el nombre de catalán”; y “variedad de esta lengua hablada en la Comunidad Valenciana”. Ante tal "osadía", el gobierno del PP valenciano se puso en pie de guerra completamente indignado de que se dudara de algo tan "obvio".

Si revisamos un poco la historia nos toparemos con que el valenciano se formó a partir del siglo XIII a causa de los repobladores catalanes y aragoneses que acompañaron a Jaume I. Es por eso que los valencianos, los catalanes, los baleares y los habitantes de otros territorios de la antigua Corona de Aragón compartimos la misma lengua. Obviamente, ha ido variando por regiones según los castellanismos, la influencia árabe o los nuevos vocablos que se fueron adoptando, pero eso no quita lo evidente: el valenciano viene del catalán y son la misma lengua.

Ahora bien, ¿ha sido la AVL la única en manifestar esta unidad lingüística? La respuesta es NO. La Comunidad Académica Internacional tenía claro este hecho desde hace tiempo, y huelga decir que no se llevaron las manos a la cabeza ante lo que afirmó la academia valenciana. Es más, muchos catedráticos y lingüistas -entre los que se cuentan británicos y alemanes- han apoyado a la AVL diciendo que no ha dicho nada nuevo y que es absurdo silenciar lo obvio. También han insistido en que la definición de la Acadèmia es correcta y que siempre se ha considerado al catalán como la lengua hablada en el País Valenciano, Cataluña y demás regiones.

Hasta ahora, que yo sepa, han sido 46 las sentencias de varios tribunales que legitiman la equivalencia del catalán y el valenciano. Cualquiera diría que el govern valencià ha sido el único sorprendido en toda esta historia, y como consecuencia de ello la AVL se encontrará en dificultades económicas. Si no ahora, dentro de poco.

domingo, 19 de octubre de 2014

El origen de las doce uvas


Las doce uvas es una tradición popular de origen español que se ha terminado exportando a otros países como Venezuela, México, Bolivia, Ecuador, Perú o Costa Rica. Consiste en tomar 12 uvas -una por campanada- la medianoche de cada 31 de diciembre. Existen referencias de esta costumbre a finales del siglo XIX, y la manera en que surgió es un tema de debate incluso hoy en día.

La creencia más extendida es que unos agricultores murcianos tuvieron un importante excedente de uva en 1909 y querían sacar al mercado toda su producción. Lo que necesitaban era que la gente las compraran a mansalva aunque no la necesitasen, así que, de una forma que aún se desconoce, lograron popularizar la costumbre que hoy en día todos conocemos.

Otra teoría es que, allá por el año 1882, la clase trabajadora decidió burlarse de la costumbre burguesa de beber champan y comer uvas en Nochevieja yéndose a la Puerta del Sol haciendo lo propio. De ser así como realmente surgió podemos decir que estamos ante un Zas! en toda la boca memorable.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Esos investigadores de pacotilla...

El famoso jeroglífico de Abydos que generó tantas teorías conspirativas. Varios científicos y egiptólogos dirían más tarde que esas aparentes formas de aviones y helicópteros son consecuencia del palimpsesto (un re-grabado) y la erosión.
Estos últimos años, con la proliferación de las páginas web de conspiración, son muchos los que se cuelgan la etiqueta de "investigadores". Esa palabra, prostituida y mal utilizada hasta límites insospechados, arrastra tras de sí una historia llena de científicos reputados que dejaron una marca indeleble en el tiempo. Personalidades como Marie Curie, investigadora del siglo XX y ganadora de dos premios Nobel por sus avances en el campo de la radiactividad, el físico alemán Albert Einstein con su teoría de la relatividad o el físico teórico, cosmólogo, astrofísico y divulgador científico Stephen Hawking son ejemplos claros de verdaderos investigadores. Es decir, gente con estudios cuyas investigaciones se han basado siempre en hechos comprobables y no en hipótesis peregrinas.  

Cuando veo a ciertas personas imponerse los títulos de investigador, escritor o divulgador científico siempre me topo con el mismo patrón: conspiranoicos oportunistas que no han escrito un libro en su vida y que buscan cobrar compulsivamente. A veces se da el caso de que sí han escrito algún libro, pero vamos a ver...¿ya se consideran escritores por publicar un único libro? Es absurdo. Cuando lleven publicados una buena cantidad de ellos y pasen más allá de los amigos y familiares la dichosa etiqueta ya comenzará a ser legítima, pero mientras no se supere esa "barrera" considerarse como tal es un desatino.

Ejemplo de pareidolia. Las sombras de
de esta montaña de Marte le dan
la forma de un rostro humano.
El presente post tiene su razón en el hartazgo y el empacho de tener que soportar a tanto iluminado con ínfulas mesiánicas. A esos charlatanes los suelo llamar "investigadores de pacotilla" o "rumorólogos", y quizá ya me estoy extralimitando al incluir la polémica palabrita. Antiguamente también se los llamaba buhoneros o sacamuelas, apelativos harto idóneos que convendría rescatar por los tintes sectarios que están tomando este tipo de grupos. Como siempre, la ignorancia y la falta de criterio se encuentran bien servidos si uno se adentra por estos lares, más si tenemos en cuenta que ellos llaman "evidencias" a las formas que puedan tener las rocas de Marte. Esto último tiene un nombre, y es pareidolia.    

La pareidolia es un efecto del que muchos avispados se han nutrido para sembrar desinformación e ignorancia por doquier. Dicen continuamente que están en busca de la verdad, pero luego nos topamos con que hablan sobre cualquier jugosa conspiración sin importar de donde vengan las "fuentes". Obviamente, no te dicen cuáles son porque habrán cogido la información de otra web de conspiración igual a la suya. ¿Dónde queda entonces esa "búsqueda de la verdad"? En ninguna parte.

Para mí, un divulgador científico es un científico que hace accesible este tipo de conocimientos al público general. Stephen Hawking ha escrito una quincena de obras científicas y divulgativas, muchas de las cuales pretenden acercarse a la gente de a pie y volver a la madre ciencia una materia menos pastosa y más entretenida. Como es de esperar, no te hablará de los círculos de cosecha, las supuestas caras de Marte, de los reptilianos o de la teoría conspirativa de los iluminati. Es por eso que existe una abismal diferencia entre aquellos que toman a la ciencia como base en sus investigaciones y los que dan rienda suelta a la imaginación para crear teorías absurdas -que en realidad no pasan de disparatadas hipótesis-.

Hay que tener la mente abierta, sí, pero hasta cierto punto y sin corromper el lenguaje.

sábado, 11 de octubre de 2014

10 cosas curiosas que quizás no sabías (1)

Hoy me apetecía darle un poco más de variedad al blog y abrir un nuevo tema. Se trata de datos y hechos curiosos que, aunque no lo parezcan, son completamente ciertos. Siempre me han llamado la atención este tipo de cosas, así que de vez en cuando iré haciendo estos post. ¡Espero que os guste!

1- Cuando los antiguos romanos tenían que decir la verdad en un juicio, en vez de jurar sobre la biblia lo hacían apretándose los testículos. De ahí a que hoy en día lo llamemos "testificar".

2- El primer hospital psiquiátrico de la historia se construyó en Bagdad a finales del siglo IX.

3- El insecto Acanthaspis petax, originario de Malasia, utiliza a sus víctimas como escudo, arma disuasoria o camuflaje tras haberles inyectado su saliva letal. Por eso, es frecuente verlos con una "minimontaña" de insectos muertos sobre la cabeza.

4- La distancia entre la tierra y el sol es igual a la altura de la pirámide de Guiza por 1.000.000 (149.400.000 kilómetros). ¡Ya tienen tema para hablar los conspiranoicos!

5- Estados Unidos, siempre tan paranoica, obligó a que las carreteras fueran rectas en una milla de cada cinco. Lo hacen por si algún avión necesita aterrizar de emergencia o en caso de guerra.

6- Según las leyes del estado de Kentucky, cada persona debe bañarse al menos una vez al año.

7- En Chicago no se puede comer en un lugar que esté ardiendo.

8- La ley de Kirkland, Illinois, no permite a las abejas volar sobre el pueblo.

9- En Arkansas está prohibido criar cocodrilos en la bañera.

10- "Cementerio" significa "dormitorio" en griego antiguo.

miércoles, 8 de octubre de 2014

La carta que dejó en ridículo al Sultán Mehmed IV

Cuadro de llya Repin (1880-1881) donde se representa a los cosacos redactando la carta para el Sultán Otomano
Los cosacos zapórogos, pobladores del sur de la actual Ucrania, fueron un pueblo guerrero con un gran sentido del honor que amaba la libertad por sobre todas las cosas. No se andaban con chiquitas ni se dejaban amedrentar con facilidad, y es por eso que lograron mantener su independencia a base de inestables alianzas unos con otros. Su cabezonería, unido al hecho de que eran expertos jinetes, maestros con el sable y habilidosos con los mosquetes, llevaron al pueblo zapórogo a resistir las incansables embestidas del imperio Ruso, el Otomano y la Mancomunidad de Polonia y Lituania. Una auténtica proeza si tenemos en cuenta el "aparente" desorden del que hacían gala.

Lejos de ser derrotados, los cosacos lograron vencer al sultán Mehmed IV en varias ocasiones. Ante tal situación, el propio sultán llegó a una conclusión que muchos podríamos calificar de lógica y sensata: solucionar el conflicto diplomáticamente. El problema se encuentra en que la concepción que tenía Mehmed IV sobre la diplomacia no era muy ortodoxa que digamos, sobre todo si tenemos en cuenta la carta ampulosa y pedante que les mandó exigiendo, a pesar de sus numerosas derrotas, la rendición incondicional. Así, con dos cojones.

Carta del sultán dándoles el ultimátum:

"Como Sultán, hijo de Mahoma; hermano del sol y de la luna; nieto y virrey de Dios, gobernante de los reinos de Macedonia, Babilonia, Jerusalén, Alto y Bajo Egipto, emperador de emperadores, soberano de soberanos, extraordinario caballero, nunca derrotado; firme guardián de la tumba de Jesucristo, delegado del poder divino, esperanza y confort de los musulmanes, cofundador y gran defensor de los cristianos,... Les ordeno, cosacos zapórogos, a someterse a mí voluntariamente sin resistencia alguna, y cesar de molestarme con vuestros ataques." 

—Sultán de Turquía Mehmed IV 

Cuando el trémulo mensajero les entregó la carta, una hilarante risotada se alzó clamorosa entre los cosacos zapórogos. Pronto, sin hacer esperar al pobre mensajero, redactaron una respuesta mofándose de todos sus títulos y virtudes. El mensaje, insultante y vejatorio, debió ocasionarle una rabieta monumental al susodicho sultán, que acostumbraba a que todo el mundo se arrodillara ante su presencia o temblara al oír su nombre. Sin duda, fue una lección que jamás olvidó.  

La respuesta de los cosacos:

¡Cosacos zapórogos al sultán turco!

"Oh sultán, demonio turco, hermano maldito del demonio, amigo y secretario del mismo Lucifer. ¿Qué clase de caballero del demonio eres que no puedes matar un erizo con tu culo desnudo?. El demonio caga, y tu ejército lo come. Jamás podrás, hijo de perra, hacer presa a hijos cristianos; no tememos a tu ejército, te combatiremos por tierra y por mar, púdrete. 

¡Despojo babilónico, loco macedónico, copero de Jerusalén, follador de cabras de Alejandría, porquero del alto y bajo Egipto, cerdo armenio, ladrón de Podolia,catamita tártaro, verdugo de Kamyanets, tonto de todo el mundo y el submundo, idiota ante nuestro Dios, nieto de la serpiente y calambre en nuestros penes. Morro de cerdo, culo de yegua, perro de matadero, rostro del anticristianismo, folla a tu propia madre! 

¡Por esto los zapórogos declaran, basura de bajo fondo, que nunca podrás apacentar ni a los cerdos de cristianos. Concluímos, como no sabemos la fecha ni poseemos calendario; la luna está en el cielo, es el año del Señor, el mismo día es aquí que allá, así que bésanos el culo!" 

Koshovyi Otamán, Ivan Sirko, y todos los zapórogos

sábado, 4 de octubre de 2014

La loca "teoría" de la tierra hueca

Mapa del interior de la Tierra en The Goddess
of Atvatabar
. Autor: C. D.Chapman -DP-.
Cuando me paro a leer varias de las "teorías" conspirativas que abundan por toda la red siempre me sorprende su poco peso y gran difusión. Está claro que hay que tener la mente abierta y que muchas de esas extravagantes hipótesis han terminado siendo ciertas (el proyecto M.K Ultra, la operación paperclip, etc.), pero de ahí a soltar sandeces que violan todas las leyes de la física hay un largo trecho. Evidentemente, tan malo es no creerse nada que se salga de lo oficial como tragarse toda la porquería pseudocientífica que te suelte un pirado con gorro de aluminio en ristre.

Si a alguien, cualquiera que te encuentres, le dices que la tierra es hueca pueden ocurrir dos cosas: Una, que te mire con cara de poker, se aleje despacio y camine hasta la acera de enfrente por miedo a que pases de soltar disparates a algo peor. Dos, que se descojone sin disimulo y llame a sus amigos para que más gente se una a la fiesta. Yo, de llegar a escuchar tal desatino, me decantaría por la primera opción. ¡La locura es imprevisible!

Lejos de intentar razonar de forma coherente, sus defensores afirman que existen dos aperturas, una en cada polo. Los gobiernos, siempre los máximos culpables en estas cuestiones, serían los potenciales encubridores. Realmente me gustaría saber cómo se pueden ocultar dos agujeros gigantes sin que se haya filtrado una sola fotografía, y digo una fotografía real, no esas retocadas por photoshop que circulan por la red como "pruebas irrefutables". Y que conste que esto último lo estoy diciendo sin tener en cuenta las leyes de la física, que tumban al primer segundo todos los "peros" que se les ocurran proferir a aquellos que sigan defendiendo dicha "teoría" (que no es más que una ridícula hipótesis).

Ahora bien, ¿qué argumentos dan los científicos para tachar de absurda la llamada "teoría" de la tierra hueca? Aquí tenéis algunos de ellos:

- El Campo magnético terrestre es la evidencia principal de que la tierra no es hueca, ya que éste solo puede ser producido por un conductor eléctrico girando a grandes velocidades en el centro de la tierra (el metal). 

- Los análisis hechos por ondas sísmicas determinan, sin lugar a dudas, que la tierra está estructurada en capas formadas por roca fundida y otros elementos.

- La masa del planeta es de varios cuatrillones de kilogramos, por lo que la hipótesis de la tierra hueca es imposible. De ser realmente hueca, la masa sería mucho menor.

- La teoría de la gravedad es también otro factor a tener en cuenta. Un objeto de gran tamaño (como un planeta, por ejemplo) atrae gravitatoriamente a otros más pequeños y se agrupan formando cuerpos esféricos macizos. De este modo se logra el equilibrio hidrostático, un concepto que viene a decir que nuestra atmósfera colapsaría si la tierra fuese hueca. Las ruedas de un coche, por poner otro ejemplo, soportan el peso del vehículo porque guardan gas en su interior. Dicho así parece obvio e incluso absurdo, ¿verdad? Pues con nuestro planeta ocurre lo mismo. Si no está relleno de "algo" la gravedad de la atmósfera lo mandaría al traste.

Nunca he entendido ese vicio por torcer la realidad hasta límites inconcebibles. El universo es ya de por sí una enorme caja de sorpresas, y para comprobarlo únicamente hemos de conocer el número de galaxias observables de los que se tiene constancia: 200.000.000.000 (mín) y 500.000.000.000 (máx). No hace falta sacarse de la manga historias ridículas sin ningún sentido para intentar adornar y embellecer nuestro día a día. 

¿Qué opináis?

miércoles, 1 de octubre de 2014

El origen de la bandera blanca.

Autor: Ene Jacobsen. 
Vía Wikimedia Commons 
El significado de la bandera blanca es de sobras conocido. Las películas y las múltiples series de animación lo han atribuido siempre a la rendición, a la petición de negociar con el enemigo o al alto el fuego. Es curioso que algo tan sencillo se haya vuelto tan recurrente y popular, pero lo que quizá llama más la atención es el tiempo que lleva utilizándose.

Se tiene constancia de que el historiador Cornelio Tácito ya lo mencionaba por el año 109 a.C. También es sabido que en la China de la dinastía Han (206 a.C a 220 d.C) se utilizaba como símbolo de rendición, lo que ya nos da una idea de su gran antigüedad. A decir verdad, su uso se fue extendiendo de forma independiente por Oriente y Occidente adquiriendo diversos significados y formas (la bandera de Luis XIV tenía un fondo blanco). En la edad media, por ejemplo, los prisioneros y rehenes se ataban un paño blanco en su sombrero o casco y los guarnicionarios capturados a los que se les había prometido un destino seguro portaban bastones blancos.  

Después de cientos de años utilizándose, la bandera blanca fue aceptada oficialmente en la Convención de Ginebra para evitar malos usos. Desde entonces, alzarla para fines engañosos es considerado un crimen de guerra según el derecho internacional.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Margot Wölk, la catadora de comida de Hitler

Hindenburg y Hitler-autor desconocido- Vía Wikimedia Commons
Siempre he visto al poder como una droga. Quienes la sufren con intensidad tienden a perder el contacto con la realidad al no haber nadie que los limite. Las purgas de Stalin o el holocausto de Hitler son ejemplos claros de hasta qué punto es dañino dar poderes ilimitados a un solo individuo. Aquellos que sufrieron los abusos y vivieron para contarlo se han ido convirtiendo en testigos clave de esa megalomanía, y quién mejor para explicarla que alguien que vivió en sus propias carnes tal barbarie. Estoy hablando, efectivamente, de Margot Wölk, la catadora de comida de Hitler.

El miedo que tenía Hitler por morir envenenado o saltar por los aires no era infundado. Cuando intentó dar el primer golpe de estado en 1923 un proyectil de la policía casi lo consigue, pero tal vano intento no es comparable al que padeció en 1944, año en que el Coronel Claus von Stauffenberg colocó una poderosa bomba a apenas un par de metros del führer. Todos estos intentos frustrados (que llegaron a ser 42), sumados a la propia paranoia que posee todo dictador, fueron razones suficientes para obligar a 15 jóvenes a probar la comida antes de servirla.

Margot Wölk no era nazi ni buscaba convertirse en catadora de comida. En 1941, cuando su marido estaba en la guerra, tuvo que irse de Berlín a causa de los bombardeos. Su lugar de destino era Partsch, una ciudad situada a 400 metros de Berlín donde pretendía pasar un tiempo junto a su suegra. El alcalde de Partsch, un nazi redomado, la obligó entonces a trabajar como catadora de comida en el cuartel de la guarida del lobo.

La comida que la obligaban a ingerir era siempre vegetariana. Los rumores de que los ingleses intentaban envenenarle forzó a Hitler a tomar innumerables precauciones para evitar un posible desastre, así que únicamente tomaba arroz, pimientos, coliflor, fideos y poco más. El curioso vegetarianismo de Hitler ha llamado la atención a muchos, máxime si se tiene en cuenta que fue el responsable de la muerte de millones de personas. Esta aparentemente contradicción, no exenta de cierta lógica, se debe a que era un ferviente seguidor de las teorías antisemitas de Richard Wagner, que conectaba el futuro de Alemania con el vegetarianismo. 

A lo largo de los tres años que estuvo "trabajando" nunca vio al líder de la Alemania nazi. Recuerda que tenían que terminar la comida y esperar toda una hora con un miedo atroz a ponerse enfermas. Si uno lo piensa con detenimiento resulta admirable cómo esas 15 jóvenes lograron mantener la cordura intacta durante tanto tiempo. Estamos hablando de más de mil días ingiriendo comida posiblemente envenenada, mil días de constante pavor ante el terrible hecho de que podían morir al minuto siguiente. Margot estuvo sufriendo esa situación hasta que un oficial de las SS le facilitó la huida a finales de 1944. El avance del ejército rojo la salvó.

En la actualidad, Margot cuenta con 96 años y sigue viviendo en la misma casa en que nació en 1917.

martes, 23 de septiembre de 2014

Luis XVI, el último rey de Francia


Cuando hablamos de Luis XVI es casi imposible no compararlo con Nicolás II, el último zar de la antigua Rusia. A ambos monarcas les tocó reinar en tiempos convulsos y tanto uno como el otro dijeron sin remilgos que se sentían incapacitados para llevar las riendas del país. No me cabe ninguna duda de que habrían preferido portar el título de príncipe o de zarévich durante toda su vida, pero cuando les llegó el momento de heredar el trono una pregunta les tuvo martillear con  machacona insistencia: ¿Y ahora qué?

Luis XVI se casó con María Antonieta de Austria cuando apenas alcanzaba los 15 años. Era por entonces un chico tímido y regordete totalmente carente de las características que debe poseer un buen soberano. Le resultaba muy difícil tomar decisiones y siempre se le podía hacer cambiar de opinión en el último momento, algo que denota una falta de seguridad y de carácter no muy adecuados para portar la corona. Su amante, la madame du Barry, le describía como un chico gordo y maleducado, alguien que no destacaba en nada y cuyo mayor logro fue ser el nieto del rey Luis XV. Básicamente, podríamos decir que era poca cosa.

En esto se gastaba María Antonieta
 el dinero público - peinado del
barco que derrotó a los ingleses
 cuando Francia apoyó
a las 13 colonias-.

El esperado matrimonio, que formaba por primera vez en la historia una alianza de Francia con Austria, terminó sumergido en numerosas polémicas. Por un lado, tenemos a un rey que prefería hacer de cerrajero y forjador de llaves a atender otra de sus tantas obligaciones: proporcionar a la corona un heredero. Debido a esto, María Antonieta comenzó a ser la comidilla de la corte y las murmuraciones no tardaron en aparecer. Tales rumores, mezclados con el hecho de que gastaba enormes cantidades de dinero público en caprichos, dejó a luis XVI en una situación bastante precaria ante la clase noble y su ciudadanía.

Cuando el rey Luis XV falleció a causa de la viruela, él mismo dijo que no sabía qué hacer y que se sentía como si le hubiera caído el mundo encima. Así, con un reino en crisis, Luis XVI era el peor hombre para estar al mando. El rey de 20 años, acongojado y superado por las circunstancias, rezó: <<Protege, señor, a aquellos que reinan demasiado jóvenes>>. Mientras, a 19 kilómetros, en París, los ciudadanos empezaron a preguntarse porqué la clase noble y el clero contaban con tantos privilegios y no pagaban casi impuestos. Surgió así, sin preverlo, la era de las ideas y la ilustración. Una era que terminaría en tragedia para la familia real.                                                                     
La pasión por esta literatura se dio en un principio entre las clases altas. Grandes aristócratas comenzaron a reunirse discutiendo sobre las nuevas ideas que iban bañando poco a poco todo el país. Unos se posicionaban más a favor que otros, pero la cosa fue poniéndose peligrosa cuando hasta los estratos más bajos de la sociedad se hicieron eco de esos valores. Fue entonces cuando el estilo de vida del rey, la corte y la nobleza se tambaleó de un modo que jamás se había visto hasta la fecha. Luis XVI, a pesar de darse cuenta del ambiente enrarecido, no hizo grandes esfuerzos por tranquilizar a la población

Lejos de intentar paliar la crisis, Luis XVI se dedicó a gastarse más de dos mil millones de libras enviando a sus tropas a América para ayudarlos en su proceso de independencia. Tal inversión marcó el inicio de un colapso económico en Francia porque se vio obligado a endeudarse hasta límites insospechados. Si a esta difícil situación le sumamos las ansias que tenía su esposa por vaciar las arcas del estado es fácil ver que los revolucionarios lo tuvieron bastante fácil. El rey les hizo todo el trabajo.

Cuando la situación en el campo se vio afectada por la crisis, la opinión de la gente sobre la monarquía empeoró. La enorme inflación, que aumentó el precio de la harina, y las constantes malas cosechas produjeron un efecto dominó en la economía francesa. Los ciudadanos, arruinados, empobrecidos y sin poder comprar una sola hogaza de pan (porque valía el salario de todo un mes), ponían sus ojos en dirección al palacio de Versalles con creciente rencor. Su pregunta era obvia: ¿De qué les servía tener a un rey que no era capaz de dar de comer a su pueblo?

Maximilien Robespierre, un abogado que se hizo famoso por sus ideas contrarias a la monarquía, comenzó a exigir junto a sus compañeros que el clero y la nobleza pagasen sus impuestos. Ante tales exigencias, Luis XVI les cerró las puertas un 20 de junio quitándoles la voz y el voto. ¿Consecuencia? Los diputados se reunieron en "la sala de la pelota" e inauguraron una nueva asamblea nacional. Su objetivo era claro: conseguir una nueva constitución en la que el rey no tenía cabida.


A partir de aquí la revolución se volvió casi imparable. Podrían haber salido muchas cosas al revés de como ocurrieron, pero con un rey indeciso que daba palos de ciego y una ciudadanía enardecida que buscaba literalmente aniquilarlo la suerte ya estaba echada. Cuando ordenó a 30.000 soldados tomar posiciones en las afueras de París, los revolucionarios asaltaron las armerías haciéndose con casi 30.000 mosquetes. Ya solo les quedaba la pólvora, y sabían muy bien donde conseguirla: en "la Bastilla", un enorme castillo de piedra que hacía las veces de prisión. Lo destruyeron hasta sus cimientos, mataron a todos los guardias y clavaron sus cabezas en lanzas.

La sonada victoria del pueblo en "la Bastilla" dio a los diputados el empuje necesario para escribir una nueva constitución denominada "la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano". Luis XVI se vio obligado a compartir su poder con el pueblo y pudo apreciar cómo su capacidad de decisión iba disminuyendo gradualmente. Por ello, intentó solucionar el problema con un plan que terminaría siendo su tumba: huir del país y buscar ayuda militar extranjera.

Lejos de viajar en bajo perfil para pasar desapercibido, el hasta ahora rey francés se dio a la fuga con toda la pompa de la que fue capaz. Eligió uno de sus lujosos carruajes, dos carros más que portaran sus pertenencias y varios escoltas "por si las moscas". A estas alturas todos sabemos que Luis XVI no era la inteligencia personificada, pero mira que hay que ser corto para llegar a hacer algo así. Como era de esperar, los pillaron a pocos kilómetros de la frontera con los Países Bajos austríacos y los llevaron presos de vuelta a París.

Robespierre no desaprovechó la oportunidad que le brindó el ex-rey. Según él, mantenerlo vivo resultaba un peligro para la recién nacida república (tras su fuga le derogaron el título), así que la solución era simple: debía morir. Tal oscuro pensamiento, no compartido por los girondinos, se reflejó mayoritariamente en la votación celebrada en la asamblea. De este modo, el 21 de enero de 1793, el último rey de Francia murió guillotinado ante una muchedumbre triunfante. 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Jack el destripador, ¿identidad descubierta?


Sobre Jack el destripador se han escrito multitud de libros, filmado una buena tira de películas y representado no menos obras de teatro. Cada uno de esos escritores o directores creen saber cuál es su verdadera identidad e intentan encumbrarse gritando a pleno pulmón que han hecho el descubrimiento del siglo. Para ello no falta nunca el típico título en plan: <<¡Identidad de Jack el destripador al descubierto!>> o algo por el estilo. La realidad, sin embargo, es que todo son hipótesis y no hay ninguna prueba que resulte realmente concluyente. Al menos, eso era hasta hace unos días.
La carta "desde el infierno"

Un escritor llamado Russel Edwards dice haber descubrierto la identidad del asesino, aunque con una diferencia: ha aportado pruebas de ADN mitocondrial. Edwards, que empezó a interesarse por el tema después de ver la película From Hell, logró adquirir el chal ensangrentado que se encontró junto a los restos de Catherine Eddowes (al menos eso decía la familia que lo vendió). La suma de dinero que tuvo que desembolsar es un misterio, pero lo que pretendía era comprobar si la prenda realmente formó parte de la escena del crimen o si se trataba de un fraude. 

El chal tenía manchas de sangre por doquier, así que no costó demasiado comparar ese material genético con una de las descendientes de la víctima. El resultado terminó siendo positivo, detalle que sorprendió a muchos, pero tal asombro iría a mayores cuando hallaron restos de semen en el tejido. Según explica el periódico Daili Mail, el científico localizó a varios descendientes de los sospechosos para hacerles la prueba del ADN y....¡Eureka! Una pariente británica de la hermana de Aaron Kosminski (sospechoso potencial) compartía el 99,99% del ADN con el supuesto asesino. Tras un segundo análisis, ese porcentaje aumentó al 100%.

El señor Russel, orgulloso y satisfecho de que todo saliera a pedir de boca, ha dicho al respecto que "a partir de ahora solo los incrédulos que quieren perpetuar el mito dudarán". No obstante, su "descubrimiento" ha sido recibido con más escepticismo que aceptación dentro de la comunidad científica, sobre todo si tenemos en cuenta que lo publicó directamente en el periódico sin antes someter su obra a la evaluación de sus pares (para demostrar la calidad y veracidad del trabajo en sí). Los científicos también apuntan que ese chal ha pasado por miles de conferencias sobre Jack el destripador y que ha sido manipulado por miles de personas. Si a eso le sumamos los riesgos de contaminación cruzada y que los restos de semen pueden pertenecer simplemente a uno de sus clientes comprobamos, no sin cierta lógica, que por mucha prueba de ADN que se haya hecho la identidad del asesino no está tan clara.